El G7 condenó la represión de los militares contra las protestas en favor de la democracia en Myanmar

0
1
Un hombre muestra una herida después de que la policía disparara balas de goma durante las protestas contra el golpe militar, en Mandalay, Myanmar, el 20 de febrero de 2021. REUTERS / Stringer
Un hombre muestra una herida después de que la policía disparara balas de goma durante las protestas contra el golpe militar, en Mandalay, Myanmar, el 20 de febrero de 2021. REUTERS / Stringer (STRINGER/)

Los países del G7 condenaron este martes la represión del régimen militar birmano contra las protestas en favor de la democracia en el país, que dejaron un saldo de dos muertos el pasado fin de semana.

“Es inaceptable utilizar munición real contra personas desarmadas. Cualquiera que responda con violencia a manifestaciones pacíficas debe rendir cuentas”, afirmó en una declaración conjunta los ministros del Grupo de los Siete (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) y el Alto Representante para Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell.

“Condenamos la intimidación y la opresión contra las personas que se oponen al golpe de Estado. Estamos preocupados por la represión contra la libertad de expresión”, añadieron.

Además, la declaración rechaza la actuación “sistemática” de las fuerzas de seguridad contra manifestantes, médicos, la sociedad civil y periodistas.

Manifestantes protestan contra EL golpe militar en Mandalay, Myanmar, el 22 de febrero de 2021. REUTERS / Stringer
Manifestantes protestan contra EL golpe militar en Mandalay, Myanmar, el 22 de febrero de 2021. REUTERS / Stringer (STRINGER/)

Asimismo, el G7 solicitó el final del estado de urgencia impuesto tras el golpe militar del 1 de febrero y la “liberación inmediata e incondicional” de los detenidos, incluidos el presidente del país, Win Myint y la consejera de Estado y activista Aung San Suu Kyi.

El Ejército de Myanmar asumió el poder el 1 de febrero y declaró el estado de emergencia durante un año tras detener a los principales dirigentes del país. El golpe de Estado fue tras las elecciones generales de noviembre, en las que se impuso la Liga Nacional para la Democracia (NLD), y poco antes de que se constituyera el Parlamento.

Distintas manifestaciones se han sucedido hasta el momento en contra de la junta militar, con las últimas del fin de semana y este lunes como las más multitudinarias desde que los birmanos empezaron a salir a las calles. Durante las protestas del sábado murieron al menos dos personas, mientras que el viernes falleció otra joven después de haber recibido un disparo en la cabeza en una protesta una semana antes.

El lunes, el Gobierno de Estados Unidos impuso sanciones contra dos miembros de la junta militar de Myanmar, que se unen a las de otros diez oficiales castigados por Washington a principios de mes.

REUTERS/Stringer
REUTERS/Stringer (STRINGER/)

Los dos nuevos sancionados por Estados Unidos son el general Maung Maung Kyaw y el teniente general Moe Myint Tun, según un comunicado del Departamento del Tesoro.

Las sanciones bloquean los bienes que estos dos militares puedan tener en Estados Unidos y prohíben eventuales transacciones con estos.

En el comunicado, Estados Unidos avisó que seguirá trabajando de la mano de sus aliados en la región y en el mundo “para presionar a los militares y la policía birmanos”.

Los militares -añadió- deben revertir sus acciones y restaurar con urgencia el Gobierno elegido democráticamente en Myanmar, o el Departamento del Tesoro no dudará en tomar nuevas medidas”.

(Con información de EFE y Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La Casa Blanca sancionó a otros dos miembros de la junta militar de Myanmar

La junta militar de Myanmar amenazó a los manifestantes: “La confrontación costará vidas”

Un grupo de hackers atacó páginas del Ejército de Myanmar en protesta por golpe de Estado