Rusia/R.Checa.- El Kremlin condena la «histeria» de República Checa y dice que sigue sin presentar pruebas contra Rusia

0
3

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Kremlin ha condenado este jueves lo que considera un acto de «histeria» por parte de República Checa y ha echado en cara a Praga que aún no haya presentado pruebas contra Rusia en relación con la explosión de 2014 registrada en un arsenal de Vrbetice.

«Ahora nuestros diplomáticos están trabajando. Nosotros, por supuesto, vemos muy negativa toda esta histeria. Esto es lo único que puedo decir. Démosle a los diplomáticos la oportunidad de formular su posición», ha aseverado el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, según la agencia Sputnik.

Sus palabras llegan justo después de que expirara el ultimátum del nuevo ministro de Exteriores checo, Jakub Kulhanek, que nada más llegar al cargo ha pedido a Rusia que garantice el regreso a la Embajada checa de los diplomáticos expulsados en medio de un aumento de la tensión entre ambos países. Rusia, por su parte, se ha negado.

El Gobierno checo denunció el sábado la presunta implicación de la Inteligencia rusa en la explosión y anunció la expulsión de 18 trabajadores de la Embajada rusa en Praga señalados como presuntos agentes de los servicios secretos de Rusia.

Ese mismo día, la Policía checa declaró en búsqueda y captura a los rusos Alexander Petrov y Ruslan Boshirov, supuestos responsables de lo sucedido. El Ministerio de Exteriores ruso, por su parte, ha vuelto a recalcar que Praga no ha ofrecido pruebas de la implicación de Moscú en el suceso.

«Seguimos sin hechos concretos, ni pruebas, ni ninguna información verificada con evidencias. Y todos los países de la OTAN, las estructuras y organizaciones que se subordinan y reciben financiación de la OTAN, los medios dominantes, las redes sociales de forma coordinada cada día mantienen a flote este tema sin ninguna evidencia», ha aseverado la portavoz del Ministerio, María Zajarova.

Así, el Gobierno ruso ha confirmado que el embajador checo en el país será convocado de nuevo para hablar sobre el asunto a raíz de las últimas amenazas por parte de Praga al respecto.

Tal y como ha explicado Zajarova, «habrá una conversación concreta sobre qué acciones se tomarán si Praga tomas las medidas correspondientes». Asimismo, ha añadido que el Gobierno debe entender cuáles son las consecuencias.

República Checa prevé expulsar a unos 60 empleados de la Embajada rusa si la crisis continúa durante los próximos días y Rusia no acepta de nuevo a sus diplomáticos, según informaciones de la agencia TASS. «El asunto podría implicar a unas sesenta personas. Esto corresponderá con la situación en nuestra Embajada en Moscú», ha afirmado el ministro checo.